jueves, 29 de octubre de 2015

Cumpleaños accidentado

Hay fechas que te gusta celebrarlas por todo lo alto. A mi los cumples de mis peques me hacen especial ilusión, si caen entre semana no hacemos una gran fiesta, la dejamos para el fin de semana, pero me gusta hacer algún detallito y que el niño se sienta especial.



El 22 de octubre Teo cumplió 2 años, ¡cómo pasa el tiempo! Ojalá no olvide nunca su nacimiento. Recuerdo intensamente el de los dos, cada uno fue diferente, los viví de manera distinta pero igual de emocionada y feliz. El día de sus cumples me da por recordarlo todo, es como un repaso para que no se olvide, y siempre cae alguna lagrimilla.

El sábado anterior, después de pasar un día muy divertido visitando una granja escuela, Teo empezó con fiebre por la noche, así pasó el domingo y el lunes empezó con tos, una tos muy característica, seca, que siempre va acompañada de tres o cuatro tosidos igual de secos… Empecé a preocuparme, por desgracia me estoy haciendo especialista en bronquitis, y efectivamente el martes me lo confirmaron. Así que broncodilatador. Llegó el gran día, obviamente estaba en casa, seguía con fiebre, 38-39…ahí andaba hasta que subió a 40 y empezó a sangrarle la nariz. Nunca había visto algo así. Una subida repentina de fiebre, el pobrecito mío se quedó irreconocible, además muy laxo. Entre lo laxo y la sangre me empecé a poner muy nerviosa. No podía parar la hemorragia, por mi cabeza pasaron mil cosas….uff que mal rato, hasta que me serené y pensé “Paloma estás sola, tranquila, Teo te necesita”. La sangre me altera mucho, empiezo a sentir debilidad en las piernas y me paraliza, como lo sé me controlé. Le di Dalsy para bajar la fiebre, le calcé y salimos pitando para el ambulatorio que está muy cerca (quizá debí ir al hospital pero está bastante más lejos). Yo conduciendo, el chiquitín mirándose la sangre asustado, yo cantando y hablándole para que no se durmiera (por si acaso, que se yo…) y estuviera tranquilo. Llegamos y nos atendieron rapidísimo, placas y diagnóstico, inicio de neumonía, antibiótico y para casa. Por lo visto hay niños que ante subidas fuertes de temperatura sangran… una vez me lo contaron me quedé más tranquila, pero el miedo que pasé no lo sabe nadie. Creo que nunca estaré preparada para actuar en casos de emergencia…luego me sentí fatal.

¡Menudo cumpleaños tuvo el pobrecito! ¡Y menudo susto nos pegamos los papis! Menos mal que ya está bien, blandito porque el antibiótico lo deja hecho polvo, pero ya pasó. Y ahora a esperar al próximo episodio de bronquitis, porque estoy convencida de que habrán más hasta los 3-4 añitos…pobrecito.

Y tú, ¿has vivido momentos similares? ¿Cómo lo has vivido? Yo con mucha angustia…la sangre fría no es lo mío.


Un abrazo

3 comentarios:

  1. Yo creo que actuaste muy bien. Que otra cosa podías hacer. Yo también me llevo unos sustos tremendos con los peques. A veces pienso que un día se me van a abrir la cabeza con los temerarios que son y que me va a tener que llevar el niño a urgencias a mí con el ataque histérico del siglo. Pero luego, en el momento de la verdad, todas reaccionamos corriendo al centro de salud. Enhorabuena por mantener la sangre fría y no te preocupes por el cumple. En realidad él no es consciente de que nació un día y otro. Lo importante es hacerle sentir especial un día con su tarta regalo y canciones, aunque no sea justo el momento de su nacimiento. Ellos lo disfrutan a tope

    ResponderEliminar
  2. Muchas gracias Dácil... a ver si la próxima (ojalá no hubieran más) sea más rápida y no me tiemblen las piernas. Y lo del cumple...ya lleva 2 celebraciones, el domingo la última jajajaja Besitos

    ResponderEliminar
  3. Pobrecico... Pero bueno, lo importante es que ya está mejor y el cumpleaños se puede celebrar otro día.
    Besitos

    ResponderEliminar