lunes, 6 de julio de 2015

Una experiencia enriquecedora

Acaba una etapa. Nos mudamos, por fin! Llevo 39 años viviendo en Barcelona ciudad, toda mi vida!! Por los niños y, por la insistencia de mi marido (que quede claro) nos vamos a vivir fuera. No entraba en mis planes, pero después de mucho buscar por Barcelona un piso más grande para los 4, encontramos lo que queríamos fuera. Estoy muy ilusionada, hasta ahora vivíamos en el piso de soltero de mi marido, hemos estado muy bien, pero ya no cabe nada más…los niños crecen y su ropa es más grande, en verano bien, pero en invierno que si abrigos, botas, chándal del cole, etc etc…es imposible. Así que nos mudamos a un piso más grande y en una zona más verde. Ideal para los niños.



Estos últimos meses están siendo bastante estresantes, tengo muchos frentes abiertos: proyecto pequetones.es , guardería para T, colegio para P, pensar en la mudanza (que no queda nada)…en fin, un sinfín de cosas.

Me da pena cambiar a P de cole, y eso que cuando empezó P-3 me disgustó muchísimo saber que no entraba en ninguno de los 4 coles que solicité. Le asignaron un cole que jamás nos habíamos planteado, y eso que está a 3 minutos de casa, pero ya sabes, que si te cuentan un rumor, que si te dicen no sé qué…. Pensamos que dejarnos llevar por los rumores no era nuestro estilo, íbamos a probar ¿Y cuál fue nuestra sorpresa? Que en ningún lugar hubiera estado mejor. Y ¿lo que hemos aprendido? Pues que la gente está cargada de tonterías y prejuicios. Es un cole que por estar en el barrio donde está tiene un nivel de emigración muy alto, ¿Y? Pues eso parece ser que hace que el nivel del cole sea (o fuera tiempo atrás) más bajo. Pues bien, yo no sé el nivel académico de mi hijo, tiene 3 años y medio, y tengo claro que hasta primaria ha de asimilar unos conocimientos básicos, pero ante todo debe ser niño y jugar. Y si aprende jugando mucho mejor. Mi hijo ha estado feliz, por cómo me hablaba sé que se ha sentido querido, iba contento cada día, sus maestras, profes y a veces (cuando hacía falta) madrazas con sus alumnos, y la clase variada, como la vida misma. La variedad nos ha enriquecido a todos. Y digo a todos, porque para mi ha sido una experiencia enriquecedora y bonita. El perfil de mamis no era con el que yo estaba acostumbrada a rodearme, y te digo una cosa, he descubierto a verdaderas luchadoras que me han enseñado muchas cosas.

Por mucho que se empeñen en decirnos que estamos superando la crisis, yo creo que no es cierto. Y lo peor de todo es que quedarán muchas familias afectadas durante mucho tiempo, porque los daños provocados costarán mucho de solventar. Mujeres que han quedado fuera del mundo laboral, con poca formación, en algunos casos separadas de sus maridos porque los problemas económicos han traído otros problemas, emigrantes que han buscado un mundo mejor y lo que ven aquí no les da mucha esperanza…

He conocido varios casos más a fondo, y como adulta ves dos caras de la misma moneda, por un lado, las miradas de preocupación de esas madres luchadoras (no hablo de padres porque en estos casos están ausentes, pero haberlos los hay) que intentan salir adelante mes a mes, y por otro, las miradas llenas de ilusión y ganas de jugar de sus hijos.

Cuando pones cara y nombre al sufrimiento la empatía es mayor, y duele pensar en esas familias, en esas madres que viven cerca de nosotros pero que hay noches que no tienen qué cenar para que a sus pequeños no les falta de nada, a esas madres que no entienden como llevando la vida que llevaban, ahora van los jueves a Caritas a recoger alimentos, y te dicen con lágrimas en los ojos que les da vergüenza o que no quieren que sus hijos se enteren…

Esta experiencia me ha hecho crecer, he salido de mi burbuja y he visto lo que hay fuera. He aprendido también a no juzgar, porque es muy fácil juzgar a la madre que te dicen “esa bebe”, pero ¿porque? ¿Alguien se ha preocupado por ella?



En este cole la ropa pasa de unos niños a otros, la solidaridad es enorme, se hacen redes de mamás para ayudarse unas a otras…y estoy feliz de haber podido vivir esta experiencia. Si hubiera seguido en mi burbuja no habría conocido personas tan ricas en solidaridad.

Un abrazo


4 comentarios:

  1. ¡Pensé que te ibas fuera ,pero fuera de España!. Pero bueno,si es a otra zona ,para mí ,con sangre emigrante en las venas ,no es para alarmarse. ¡Me encantan los cambios! Son revitalizante a , revulsivos y nos ayuda a crecer . Para el curso que viene he cambiado a los dos niños de colegio ,y no tenía ningún problema así grave ,pero demasiado tiempo en un sitio hace que te acomodes y no salgas de tu zona de confort. ¡A mí dame cambios! . Espero que los tuyos vayan muy bien.
    Un abrazo!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias Seoane!! Es cierto, demasiado tiempo hace que te acomodes. La verdad es que me hace mucha ilusión crear un nuevo hogar ;) ya te contaré qué tal va... Que vaya muuuy bien el cambio de cole. Un besote guapa!

      Eliminar
  2. Mucha suerte en tu nueva etapa de vida. Sí que es verdad que hay mucha gente tonta por ahí y que es mejor comprobar las cosas por ti misma que dejarte llevar por lo que se dice. Seguro que tu vida mejora muchísimo tras la mudanza :D

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias guapa! jajajaja tú los has dicho, tras la mudanza...qué pereza y qué ilusión !! Un besote

      Eliminar