miércoles, 29 de julio de 2015

¿Será demasiado para él?

Nada más acabar el curso apunté a mi hijo mayor a un casal de verano. Tenía mis dudas porque no sabía si iba a ser demasiado para él, si la edad era un inconveniente (3 años y medio), si iban a ser muchas horas, si el no dormir la siesta sería un inconveniente, si le gustaría la comida… 

Por otro lado, sentía la necesidad de pasar con él todas sus vacaciones, pero son tan largas y yo tengo tantas cosas que hacer que no lo veía muy factible, la verdad. Además sabía que se acabaría aburriendo conmigo. Todavía es pequeño y no sabe entretenerse mucho rato solo.

Ha estado yendo durante 4 semanas, y os puedo asegurar que la experiencia ha sido muy positiva para él. Podrían haber sido 6 semanas, pero lo vi muy cansado al final.

El cole de P nos presentó la propuesta para este verano. Nada más empezar la presentación del proyecto vi claro que era ideal para él. Además, también se apuntaron 4 compañeros de clase, entre ellos su amigo del alma.  Lo organiza desde hace años una escuela de música, y el hilo conductor de las actividades y del día a día es la preparación de un musical.

El Secreto de la Selva


Creo que es importantísimo encontrar una actividad adecuada para la edad de nuestros hijos, y que cubra sus necesidades y gustos. Tenía claro que si el tema iba de deportes (fútbol, baloncesto, tenis…) la cosa acabaría rápido por petición del pequeño. A P le encanta expresarse, hablar, cantar, bailar, hablar, hablar… Así que esto pintaba muy bien!

Cada día tenían una actividad principal, piscina, juegos de agua, excursión (todo el día), espectáculo y actividades varias.

Sábados y Domingos lo primero que hacía al despertar era preguntar “¿qué toca hoy, mami?”, lo cual me indicaba que estaba contento. Eso sí, la criatura acababa agotada… antes de las 21h ya estaba en la cama.

Si la diversión se cuenta a través de lo sucio que llega a casa, puedo afirmar que un 10/10 en cuestión de diversión…al final, opté por dejarle 3 camisetas de quita y pon para estos menesteres, no he podido devolverlas a su color original…y mira que he probado potingues!!

Los jueves de 17 a 18:30 (aprox.) hacían su espectáculo para padres, abuelos, tíos…menudos espectadores! Desde luego, nada como ir a ver a tu pequeño, menudo calor hemos pasado cada semana, en plena ola de calor, imaginaros salir de casa a las 16:15h, con toda la solana cayendo, con prisas por no llegar tarde (menuda decepción se llevaría P si no me ve al salir al escenario), y para colmo sentarte al sol porque el evento era en el patio de un cole, y claro está, la parte soleada era para los padres.

He de deciros que la puesta en escena era fantástica, centenares de niños de diferentes edades, las monitoras transmitiendo una energía a los niños brutal, no es porque yo sea la mamá de uno de ellos, pero jamás me hubiera imaginado algo así. Las canciones del musical preciosas, ¡ahora las cantamos todos en casa! Los disfraces se iban montando semana a semana, ver la evolución ha sido muy chulo.

A P le ha ido muy bien, ha ganado en autonomía y en vocabulario. El hecho de haber realizado tantas actividades nuevas para él, en un contexto diferente, juntarse con niños más mayores, ir de aquí para allá, estar con monitoras nuevas…le ha ayudado a crecer. Es curioso como 4 semanas pueden aportar tantas cosas!! Hasta lo noto más brutote…será que mi bebé mayor ya no tiene nada de bebé, por más que yo me esmere en retenerlo.

Estamos contentos de que haya participado, por más que nosotros nos hubiéramos organizado, no podríamos haberle dado tanta actividad y experiencias nuevas…y son tan largas las vacaciones!!! Lo malo de estas cosas es el dineral que cuestan, no quiero pensar qué haremos cuando el pequeño T deje la guardería…

Y vosotros, ¿cómo os habéis organizado?

Un abrazo


No hay comentarios:

Publicar un comentario