lunes, 13 de julio de 2015

EL RETO DE LA PACIENCIA II Parte

Hoy sigo con mi explicación del programa El RETO DE LA PACIENCIA que puedes seguir desde http://edukame.com/reto/el-reto-de-la-paciencia.

El quinto reto: Usar preguntas que promuevan la colaboración de tus hijos.

Y es que no nos damos cuenta, pero nos pasamos el día dando órdenes a nuestros peques, son necesarias en muchos casos, pero a veces no me extraña que no nos hagan caso (los míos tienen un don para hacer ver que no me oyen…y a mí me saca de quicio, y os confesaré que me aburro de oírme siempre con el mismo discurso…que madre más plasta!).
Así que estoy haciendo caso al equipo de Edúkame y estoy cambiando la manera de dirigirme a ellos. A los peques les encanta colaborar y que se les tenga en cuenta, y más si después de una acción bien hecha les apremias con palabras cariñosas.


El sexto reto: Pedir un favor a alguien.

He de confesaros que este me ha costado más que los anteriores, ya ves tú… Y pensando, pensando, me he dado cuenta que delegar me cuesto mucho. No es que piense que los demás lo van a hacer peor, no es eso, es mi sentimiento de responsabilidad… que a veces lo detesto. Me cuesta mucho dejar a los niños con sus abuelos para dedicarme tiempo para mí o para mi pareja. Lo he intentado, un ratito, y la verdad es que ha ido muy bien. Los abuelos fueron a recoger a los niños a la guarde y al casal de verano y se quedaron con ellos en el parque, así mi marido y yo aprovechamos para realizar unas gestiones con más calma. Qué gustazo, pudimos hablar sin interrupciones, y el tiempo nos cundió muchísimo. Y lo mejor de todo, sin nervios!!


El séptimo reto: Liberarse de los pensamientos negativos.

Este reto lo llevo practicando algún tiempo, al principio has de fijarte bien en tus pensamientos y evitar los negativos, pero con el tiempo vas cambiando la actitud… parece que hay cosas que sí se pueden cambiar. Creo que este punto es de los más interesantes, y además engloba los puntos anteriores, y los niños lo notan. Esta mami sí que mola!!




Como veis son ejercicios cotidianos, llevaderos, y fáciles. Basta con detectar tus impulsos y cambiar la manera de actuar ante ellos.
Si tú estás bien, parece que hasta ellos se portan mejor…todo fluye de manera más fácil ¿no te parece?

Gracias a la propuesta de Edúkame, realmente interesante y útil. A veces, el ritmo del día a día es tan rápido que no tenemos tiempo para reflexionar, este tipo de ayudas van muy bien para hacer un pequeño parón y aprender, crecer y mejorar.

Por cierto, si seguís el reto os bonifican con material muy útil e interesante.

Espero que os sea útil. Un abrazo




No hay comentarios:

Publicar un comentario