viernes, 10 de julio de 2015

EL RETO DE LA PACIENCIA I Parte

Hace unos días conocí el programa EL RETO DE LA PACIENCIA de Edúkame.

Me ha encantado conocer el trabajo de este equipo de profesionales especializados en educación emocional, y muy sensibilizados con la relación padres-hijos. El equipo está formado por  expertos en educación emocional, pedagogía, educación infantil, orientación familiar, terapia Gestalt, lo que me da mucha confianza.



El Programa EL RETO DE LA PACIENCIA consiste en un plan de trabajo de 7 días, cada día te proponen el reto de ese día, sólo te ocupa 5 min., aunque depende del número de veces que necesites usar lo que te proponen, pero de verdad que no es nada duro, al contrario, son estrategias para ayudarte a canalizar el estrés, el cansancio, el mal humor… Digamos que te dan herramientas para cambiar una respuesta tuya por otra que te libera del estrés y malhumor y te ayuda a afrontar el día a día mucho mejor (a ti y tus peques).

El primer reto: Dejar las prisas a un lado, e ir al ritmo que nos marcan nuestros hijos.
Este para mi fue el más impactante, tengo por naturaleza (o por vivir en una gran ciudad) la manía de ir rápido, salgo de casa corriendo, ando rápido como si fuera a perder el tren.. Así que ir al ritmo de los peques para ir al casal de verano necesitó que me mentalizara muy mucho. Salimos de casa antes de lo normal, fuimos andando, charlando, parándonos para ver una grúa, un bichillo que estaba en el suelo, nos paramos varias veces a recoger la gorra que se la caía al mayor… La sensación fue rara, me adapté a ellos y disfruté, dejé de lado mi impulso de correr y disfruté del camino. Pude apreciar pequeñas cosas que hasta ahora me habían pasado desapercibidas.

El segundo reto: Descargar la Rabia.
Alternativas que nos ofrecen: gritar al aire, botar una pelota, dar palmadas, golpear cojines o cantar en voz alta. Debes hacer una de estas acciones al menos durante 5 minutos encerrada en una habitación, cada vez que necesites liberarte de la tensión y de los enfados.

Yo opto por cantar en voz alta, me he dado cuenta que sólo me salen canciones infantiles…igual debo dedicar un poquito de tiempo a la música que me gustaba oir antes de ser mami. 

La verdad es que si estás atenta a tus emociones es fácil ver cuándo vas a explotar, antes de esto, evita el desastre y grita, bota la pelota, da palmas, golpea cojines o canta…sienta de maravilla y tus peques te lo agradecerán.


El tercer reto: Libérate de una tarea que tenías programada.
Vamos cansadas, esa es una realidad. Tenemos muchas cosas que hacer, los niños, la casa, el trabajo… Todo esto también nos quita paciencia, y afecta a nuestros niños.

Yo decidí saltarme alguna lavadora, ya ves tu que tontería…Ahora en verano cabe más ropa porque es más finita y las prendas de los niños son más pequeñas. Opto por llenar bien la lavadora, y así algún día me libro de tender, luego doblar, planchar, guardar…

Y mira, unos minutitos que tengo de más para jugar con los niños, hacerles cosquillas, bañarnos juntos…disfrutar relajada y sin estrés.

El cuarto reto: Cadena de risas. Consiste en hacer reír a alguien y que él/ella siga la cadena de hacer reir. La risa es liberadora de tensiones, sienta de maravilla reir. Pruébalo.

El resto de retos os lo cuento en el siguiente post…me quedan retos por cumplir.

Espero que os haya sido útil, y si os animáis, os gustará.

Gracias Edúkame.

Un abrazo a todos.



4 comentarios:

  1. Muy interesante el reto paciencia, ahora en verano las rutinas, los horarios cambian y hay días que saltan chispas. Lo intentaremos poner en práctica!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ya me contarás!! Mañana el peque acaba la guarde, y el mayor el viernes el casal...a ver qué hacemos!! Un beso

      Eliminar
  2. yo tambien me apunté al reto. De hecho, ahora que dura 21 dias, estoy sorteando dos accesos en el blog, por si quieres pasarte y participar.

    ResponderEliminar
  3. Gracias!! Me pasaré seguro. Un abrazo

    ResponderEliminar