viernes, 7 de noviembre de 2014

Controlados por el check azul

Mucho se está hablando estos días del doble check azul de Whatsapp. La verdad es que yo me enteré de la novedad ayer, tener a los 2 peques en casa enfermos no ayuda mucho a estar conectada con el mundo exterior.


He leído un artículo que me ha dejado un poco sorprendida, ventajas e inconvenientes del nuevo "check azul".

Pues vamos apañados si por algo así hemos de discutir! Y en varios artículos he visto que hablan de cómo desactivar este diabólico doble check azul.

Vamos a ver…desde mi punto de vista no hay para tanto. Es más, veo más ventajas que inconvenientes. Cuántas veces te quedas con la duda si habrá visto o no el último mensaje! Sobre todo cuando muchos estamos cogiendo, para mi, la mala costumbre de decirlo todo por este tipo de mensajes…y eso tiene sus riesgos: malas interpretaciones, errores… Y más, teniendo en cuenta que muchos abreviamos para ir más rápido, o nos dejamos preposiciones o artículos, y qué decir de las comas, que parece que están ahí tan rícamente, pero que pueden cambiar mucho el significado de la frase, por no decir que a veces cometemos errores ortográficos. Por otro lado, no siempre la culpa del malentendido la tiene el que envía, cuántas veces estamos en la calle, en el supermercado, en la farmacia, en el cole de los niños, en medio de una reunión… y echamos un vistacillo rápido al móvil, tan rápido que no nos hemos dado cuenta del contenido del mensaje, o incluso, a veces, vemos que tenemos un mensaje y nos decimos “luego lo contesto” y ese luego nunca llega.

Saber si el receptor lo ha leído o no, puede llegar a ser crítico. Imaginemos una situación tonta, le pedimos a nuestra pareja que vaya él a la compra antes de llegar a casa, incluso le mandamos la lista. Un check, vale ha salido el mensaje, 2 checks genial su móvil lo ha recibido, hasta aquí si no te manda un “ok” no sabemos si lo ha leído o no, te has de arriesgar, o esperas a que llegue a casa o te adelantas, seguro que te dice “lo siento cariño, no he visto tu mensaje, he estado muy liado”. Pero ahora no, si el doble check está azul podremos dar por hecho que lo ha leído, y ya no habrá escusa que valga.

Menos mal que esto no lo teníamos cuando mi marido y yo éramos novios. ¿Os imagináis? Primeras semanas de coqueteo, mensajito va, mensajito viene, y ese sufrimiento. "a ver si lo ha leído, ¿por qué no me contesta? ¿es que ya no le importo? ¿estará con otra?...¿lo hará a propósito?...¿le habrá pasado algo?” uy, quita, quita…menuda pereza. Y lo bonito que era mirar al móvil cada 10 minutos, por si acaso había algún mensajito suyo, y en cuanto veía el sobrecito en la pantalla se me ponía una sonrisa tontita en la cara…¡aix las cosas del querer!

Y por supuesto, esta novedad les vendrá muy bien a los papis de adolescentes que empiezan a salir... (pobres, nosotros lo teníamos más fácil, pero eso queda entre nosostros).

La verdad es que cada vez tenemos menos intimidad, y libertad no digamos. ¿Dónde está el límite? No lo sé. Lo que está en nuestras manos es como nos tomamos las cosas, así que calma, y si el asunto es muy importante, llama.


Un abrazo

No hay comentarios:

Publicar un comentario