martes, 14 de octubre de 2014

Pensando en mi

Hoy estoy hecha polvo...todo me cuesta. Me da rabia, porque ayer estaba llena de energía, me sentía pletórica. ¿Qué ha pasado?... Espero encontrarme mejor mañana, y si hoy no llego a todo, pues...otro día será (poco a poco voy aprendiendo).

En post anteriores os comentaba que tengo nuevos retos, y para llevarlos a cabo necesito formación e información, así que en ello estoy.

Ayer fue un día de locos, lo disfruté muchísimo. Y ahora diréis, ¿qué hizo?, pues asistir a una "cápsula", un mini curso de 4 horas que se imparte desde Barcelona Activa. Madre mía, llevo noches sin dormir porque los 2 peques han estado malitos, sobre todo Teo...su dichosa bronquitis, y ambos con una tos horrible que no los dejaba dormir. La cosa es que a pesar de ir sin pegar ojo, salir de casa escopeteada y jurándome a mi misma que hemos de cambiar muchas cosas en casa (como dejarlo TODO preparado la noche antes), coger el metro a primera hora de la mañana (hacía años que no lo hacía y no recordaba lo estresante que puede llegar a ser hacer un transbordo, ¿gimnasio? nada, nada...cursa de obstáculos en el metro a las 9 de la mañana cada día), llamar al ambulatorio para que me dieran hora por la tarde para el control de Teo y su bronquitis, llamar a mi madre que se quedaba con él ya que no podía ir a la guarde (obviamente, primer día que mami va a un curso uno de los dos ha de estar malito, para hacerlo todo más emocionante) e indicarle cosas básicas que ella de sobras sabe pero que yo me quedo más tranquila si se las digo, a todo esto un señor que tenía muy cerca mirándome como diciendo " anda que! no tiene otro momento para hablar por teléfono", pues no señor. Y nada más salir del metro tuve que correr para no llegar tarde, llegué con la lengua fuera (así tengo hoy mi garganta, que ni tiempo tuve de secarme el pelo)...Uff! pero llegué.

Cuatro horas que me pasaron volando, que disfruté, que no perdí el hilo pensando en los peques, estuve atenta, participé...me encantó el contenido, el ponente, el ratito que pasé con mis cosas. 

Pero eso sí, de vez en cuando echaba un ojo al móvil no fuera que me llamaran del cole o mi madre. Y como no, en el descanso llamé a mi salvadora para ver qué tal.

Al finalizar la charla, me sentía otra, optimista, con ganas de comerme el mundo y empezar ya a hacer cosas. Sin perder tiempo cogí el bus que me llevó a casa de mis padres, comí rápido, y Teo y yo nos fuimos pitando en otro bus a buscar a Pablo al cole, después al médico con los dos (uno en la mochila-unos 12kg- y el otro en el carrito que si no, no llegábamos -16kg-)...por fin llegamos a casa, a la vuelta el mayor fue andandito, yo no podía con otra sesión maratoniana. Llegamos y mi marido me avisa que iba a llegar más tarde...ala, la ducha y la cena para mi solita. 


Lo sorprendente de todo es que lo hice feliz, contenta y sin quejarme, sólo al final cuando él llegó me quejé un poco, la verdad, pero ya es de vicio. 

¿Qué ha cambiado? Que he empezado a invertir tiempo en mi, que lo necesitaba, y que me he dado cuenta que lo único que necesito para ser feliz es cambiar mi actitud. Ahí está el secreto. Estaba metida en un bucle sin salida...lo que me faltaba era eso.

Así que ahora estoy agotada, pero con una sonrisa en la cara, y con ganas de que llegue el siguiente curso.

Un abrazo a tod@s con actitud positiva!

8 comentarios:

  1. Paloma esa es la actitud . La clave está en nuestros pensamientos , esos que nos decimos a nosotras mismas mientras planchas, friegas o esperas una cola , que muchas veces son negativos y usamos nuestro cerebro en nuestra contra. Hay que perder el miedo y dedicarte aunque sea 1 hora al día para tí , en lo que sea , pero es necesaria y beneficiosa , al menos para la salud mental . Es como la gasolina para seguir el resto de jornada . Si consigues que se convierta en un hábito , tu cuerpo te lo pedirá todos los días y eso te da aliento para seguir.
    ¡Mucho ánimo!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias guapa! Te haré caso, sólo pensamientos positivos ;). A veces nos olvidamos de algo tan básico e imprescindible. Un abrazo

      Eliminar
  2. Bueno a vecs pasa que después de un día arriba al día siguiente nos venimos un poco abajo. Pero por lo que cuentas el día de ayer fue de 10, así que ánimo, que ya verás como en seguida afrontas una buena racha. Besos!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias Paula!! Así lo espero, yo cambiaré mi actitud, a ver qué pasa jijiji. Un abrazo

      Eliminar
  3. muchas felicidades Paloma, me alegro que por fin pienses en ti, y te dediques esos momentos que todos necesitamos para nosotros. esa es la actitud como ya te han dicho en comentarios anteriores, no siempre es fácil mantenerla yo cuando pego el bajón recurro a escuchar a Emilio Duró, te aseguro que como tu dices vuelves a comerte el mundo. besitos campeona

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Si...todo llega, es cuestión de dejar pasar el tiempo.
      Emilio Duró es genial, pone las pilas si o si!! Un abrazo

      Eliminar
  4. Madre mía!! Qué gimkana!! Pero es verdad que vale la pena. Me alegro de que estés feliz, aunque espero que se te pongan bueno los chiquillos, duerman del tirón y puedas descansar

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola!! Gracias guapa ;) los chiquillos van mejorando... A ver cuanto tiempo estamos sin nuevos virus ( los mocos ya sé que estarán con nosotros hasta el verano :(
      Un abrazo

      Eliminar