sábado, 24 de mayo de 2014

Oh No! Piojos!

Ya no me acordaba. Hace mil años que tuve contacto con los piojos. Aun recuerdo a mi madre poniéndome un champú especial, y si no me equivoco me lo dejaba puesto un rato con un gorro de ducha. Luego recuerdo que el pelo quedaba muy suave.

Mi hijo el lunes y el martes no fue a la guarde, ya os dije en el anterior post que tenía a los dos malitos (menuda semana más agotadora). Pues bien, hablando con una mamá de la guarde me dijo " pobretes, pero mira el lado positivo, en la clase de los niños hay 3 casos de piojos". Ya no me acordaba de estos parásitos asquerosos!! Por un momento caí en pánico, no soporto los bichos. Mi cabeza empezó a acelerarse, pensando que si el mayor los traía a casa todo se llenaría de piojos...qué asco. Soy muy exagerada con el tema bichos, los detesto. Acto seguido me empezó a picar todo, sobre todo la cabeza (que reacción más tonta!). 

Supongo que aquí se nota que soy novata, los piojos estarán presentes en las vidas de nuestros hijos, o de sus amigos, durante muchos años. Espero no tener que hacerme una experta en la búsqueda de estos bichos ( ya me pica la cabeza, llámame escrupulosa si quieres).



Acabo de buscar información, la comparto con vosotr@s, por si es de vuestro interés, creo que la web lo explica bastante bien, clica aquí.

El miércoles mi niño ya estaba mejor, así que fue a la guarde. Me vino a la memoria un aceite que usé cuando viajé a Tailandia, aceite de árbol de té. Me lo recomendaron para auyentar parásitos y mosquitos raros. Así que compramos un frasquito y se lo rocié por el pelo...angelico, olía fatal, vamos que no se le acercaría ni un piojo, pero amiguito tampoco, por lo menos durante la primera hora del día. Os adjunto un link por si queréis ver sus propiedades. Ya sabéis que a veces estas cosas naturales no tienen mucha evidencia científica sobre su eficacia...pero, no está de más cuando mucha gente te habla bien. Según me han contado, como tratamiento lo puedes usar echando 4 o 5 gotitas en el champú habitual.



Todavía no he podido comprobar qué tal va, ya que el jueves volvió a caer, otra vez la tos, la fiebre, los eternos mocos...

Si tenéis un remedio infalible, sobre todo para evitarlos, os agradecería mucho que lo compartierais aquí. Ya de antemano, mil gracias.

Un abrazo

No hay comentarios:

Publicar un comentario